Home » Columnas » Deporte…con puntos y comas-el buen entrenador

Deporte…con puntos y comas-el buen entrenador

Previous Image
Next Image

info heading

info content


Pocas veces nos hemos parado a pensar la responsabilidad que tiene ponerse al frente de un grupo para entrenar. No hace tantos años, ante la falta de entrenadores titulados y la cantidad de equipos existentes, cualquiera se hacia cargo de un equipo. Único requisito, estar en forma , con lo que alguna sesión semanal sin apenas balón, sesión física, y tandas interminables de vueltas, eran más que habituales. Hoy en día, afortunadamente, el panorama ha cambiado. Es cierto, que aún quedan entrenadores de la vieja escuela, pero cada vez es más habitual ver  jóvenes entrenadores con la mochila cargada de ilusión por enseñar, transmitir y aprender, el entrenador no deja nunca de aprender. Pero tanto el arcaico entrenador, como el actual, independientemente del estilo de enseñanza que utilicen, tienen ante sí la responsabilidad de educar. Y aunque no lo pensemos, los entrenadores, son una fuente educativa muy importante para el joven deportista.

Y probablemente no haya un elemento más importante en el entrenamiento que la comunicación. ¿No es el deporte una disciplina que entre sus objetivos está el fomentar valores como el respeto, el trabajo en equipo, el esfuerzo? Somos seres pensantes que nos hemos desarrollado en diferentes ambientes y que poseemos un nivel de información que varía con cada uno,muchos entrenadores siguen conductas de cómo fueron educados, sin embargo la forma en que un entrenador se dirige a sus jugadores trae consigo problemas de comunicación, los jugadores pueden respetar a los entrenadores que los respetan, pero no escucharan a los que los humillan.

En las situaciones deportivas la comunicación es de importancia vital, es el recurso más potente que el entrenador tiene para influir sobre sus alumnos. Por eso es importante que atienda el modo en que la lleva a cabo. Siempre es fundamental mejorar la comunicación y entender que tienen derecho a expresar las ideas y los sentimientos, es básico de un buen entrenador  aprender a escuchar y no interrumpirles, separar los hechos de las opiniones, y entender que el mensaje no guarda sentidos equívocos. Los valores se demuestran en actitudes, ser un buen entrenador es también ser buena persona.

Son millones y millones los jóvenes deportistas que entrenan y juegan cada semana a lo largo del planeta. Unos con más talento, otros con menos, y muchos de ellos con la ilusión de poder emular algún día a sus ídolos y llegar a la élite. El entrenador tiene la difícil tarea de dar un nivel de exigencias tácticas y técnicas a sus jugadores para no cortar la progresión de aquel que algún día pudiera llegar y a su vez enseñar a los menos talentosos y hacerles progresar. Al final, lo importante es la transmisión de valores y el amor al deporte. Lograr hacer personas capaces de trabajar en grupo, que sepan apoyarse en los demás, personas que sean capaces de valorar el sacrificio, y que vean lo divertido y sano que es el deporte.

El entrenador debe ser un ejemplo. Y para todo ello hay que romper con la ignorancia para enfrentarse a un orden, abrir nuevos caminos con personas conscientes, preparadas y capacitadas.

 

Violeta

Comenta

About Violeta Campos Albarrán

Para mayor contacto puede escribir a violetajudo@hotmail.com

No te lo pierdas!

Deporte con puntos y comas-Deporte y empoderamiento femenino

El deporte constituye en la actualidad uno de los pasatiempos mundiales de mayor importancia, esto …

Deja una respuesta

Or